Arbe's world

Cerrado temporalmente por obras en el hemisferio izquierdo del cerebro y spams (pero volveré)

martes, marzo 13, 2007

Maestro Adachi

Todos tenemos ídolos. A muchos con oír la palabra les viene de inmediato a la mente un icono imborrable de su juventud o su niñez. Otros son más escépticos. Pero incluso cuando rechazamos la idea de seguir ciegamente como fans histéricos cada cosa que estos personajes hagan (porque son humanos, son imperfectos y nos acaban por decepcionar), en el fondo siempre recordaremos alguna obra, alguna manera de vivir y actuar, algún momento de nuestra vida que fue importante gracias a que otra persona hizo algo que nos tocó adentro. No siempre se trata de gente famosa, pueden ser de tu familia, amigos tuyos, o el que le pone voz a un dibujo animado secundario, no importa. La cuestión es que exista el deseo, la ilusión desinteresada de querer agradecer a alguien algo que no hizo especialmente para ti, ni para nadie, puede que ni siquiera para sí mismo; pero que perdurará para siempre en tu memoria. Algo que hace que acabes de leer un libro y quieras hablar con su autor, escribirle una carta. Que escuches un disco y ansíes gritarlo en un concierto del grupo. Dar la mano a alguien que admiras. Mirarle a los ojos.

El Señor de los Libros Yo tengo algunos ídolos. A Dostoievski ya no puedo verle ni escribirle, está muerto. Pero me propongo ir en mi vida a ver su tumba. Sin embargo, hay otros muchos que siguen vivos. El otro día fue el cumpleaños del de una amiga mía. Gabriel García Márquez cumplía ochenta años y en Colombia lo celebraron por todo lo alto. Supe por la radio que el escritor casi no nace porque la partera que atendía su madre se bebió el líquido esterilizante que usaban y estaba borracha perdida cuando llegó el momento crucial. Afortunadamente, todo salió bien. Es posible que de mil maneras más absurdas el mundo se perdiera las obras de otros mil genios... De todos modos, me alegré en ese momento de que todo un país se uniera por la celebración de un cumpleaños, especialmente si era el de un escritor. A veces pienso que hemos perdido cosas muy valiosas con el tiempo. Creo que hay más cosas que odiamos o que criticamos sin cesar que cosas que defendemos y valoramos con honestidad, con verdadera ilusión. Por eso no me resigno a que desaparezcan los ídolos... o, si se prefiere, porque el término me parece tremendo, las personas que admiramos.

Mitsuru Adachi es un pequeño genio que dibuja manga. Sus dibujos no son espectaulares, sus personajes no tienen grandes problemas que les hagan desarrollar una personalidad cínica, cruel o atormentada. No hay trajes de combate, espadas o sangre (bueno, qué digo, en todos los mangas hay sangre). Pero Mitsuru Adachi escribe las historias más entrañables que he leído nunca en un cómic. Y las que más me gustan.

Él

Que conste que me encantan las historias con batallas, naves espaciales, muertes, guerras, armas, con los ajustados trajes negros de Gantz, los monstruos, los shinigami y las medias de colores... Pero el manga de Mitsuru Adachi es auténtico. Tiene algo, un guión intachable, una personalidad pura... Y un perro que siempre se llama Punch. Y hay tantas obras, que habría que ir una por una para demostrar cuánto me gustan. Aunque parezcan fotocopias unas de otras a simple vista.

Hay algo extraño en los genios que admiramos. Muchos pueden parecernos unos locos, contradictorios, excéntricos, con vidas apasionadas, llenos de conflictos. Otros, en cambio, son feos, llevan gafas y tienen una vida completamente normal, casi aburrida. Como cualquiera de nosotros. Por lo menos, será más fácil que lean mi carta así, espero... (Aunque antes tendría que aprobar Japonés II, y III, y IV...)

En definitiva, que las obras de Adachi merecen un vistazo aunque sean antiguas. El arte de verdad no se desfasa.
¡Gracias, Adachi-sensei!
Muy pronto, sus obras completas. Dostoievski no tiene dibujos, se siente.

P.D: ¡Os admiro por leerme! :P (Tiene mérito llegar hasta aquí) ¡Saludos!

Etiquetas: , ,

10 Comments:

At 7:59 p. m., Anonymous Raquel said...

Te comprendo, en el fondo, lo hago. XD
Espero que hagas esa próxima entrada hablando de su obra completa!! No te olvides de Touch (no lo harás, ¿verdad?) ni de H2.
Supongo que me gustan, como a ti, los mangas de este... hombrecillo con gafas porque al final acabas identificándote con los personajes, aunque tengan historias tan diferentes a la de uno mismo.
Quizás eso es lo que haga a sus mangas algo único.
Sigue escribiendo, adachi-adicta!! :)

 
At 9:13 p. m., Blogger Lucinda said...

¿Se le da un aire así a John Lennon no?

 
At 9:23 p. m., Anonymous Ahtramart said...

Bueno que puedo decir de ídolos y caidas estrepitosas...
Ya te comenté lo perpleja que me quedé con los tropecientos hijos ilegítimos de Klimt. Pero sigo teniendo a mi amado Fromm y la fantasía de Baricco, así que no me puedo quejar en cuestión de ídolos.
Jack Lemmon es otro de ellos (y murió el día de mi cumple... como me fascinan esa coincidencias "absurdas") y sus pelis son un chute de enrgía.

Me tienes que dejar algo de manga que siempre lo decimos y siempre se nos va...

Continúa instruyéndonos en ese fantástico mundo... comparte tu sabiduría!!

Un beso bella!!

 
At 3:08 p. m., Anonymous rober said...

(Desde el exilio del ordenador de mis hermanas)

Del Adachi en cuestión, como te dije, sólo conozco "Bateadores" (es decir, la conozco con ese nombre, como un vago recuerdo de los tiempos en los que el anime estaba por todas partes en televisión; no recuerdo nada o casi nada de la serie en sí), pero entiendo a lo que te refieres con que su manga es "auténtico". La gente muchas veces critica el manga por considerarlo una fantasmada, sin darse cuenta de que se dan todos los géneros, como demuestra el personaje este. Yo aún estoy bastante verde en el tema, mis únicos ídolos podrían ser Akira Toriyama y Katsuhiro Otomo, pero más bien habría que decir que son Goku y Tetsuo.

Comparto lo que dices de Dostoievski, y además personalmente añadiría a Homero (si es que existió), Tolkien (pese a ser un ultracatólico ultraconservador), Dickens (tiene un no sé qué) y a muchísimos poetas anónimos de poesía épica. Y también John K. Samson (Propagandhi, The Weakerthans), que escribe las mejores letras que he escuchado nunca.

Me ha quedado un poco largo, pero hacía tiempo que no comentaba y no sé hasta cuándo voy a estar sin ordenador, así que ahí queda eso.

 
At 5:12 p. m., Anonymous Kami said...

Me ha gustado lo que has dicho sobre que nunca sabremos cuántas cosas maravillosas se perdieron a lo largo de la historia. Por eso tenemos que compartir nuestra humilde inspiración (como en un blog JeJe).

Yo por mi parte admiro a Matt Wagner, sus obras me parecen inmortales (aunque como bien apuntas, alguna decepción es inevitable). También a Todd McFarlane, que mantener tanto tiempo una serie como Spawn sin caer en repeticiones ni acabar siendo predecible es todo un mérito.

Abrazos.

 
At 1:51 a. m., Blogger Arbe said...

Uys, que es mi blog y no me paso por aquí nunca... (curioso). Pues a mí no se me parece a John Lennon, pero molan igual. Dostoievski no tiene sombra sobre él. Os daré la paliza con las obras de Adachi y más guarrerías que me gustan. Os quiero por comentar y también porque sois guays. Y... Pues que no puedo comentar en tu blog, Kami, aunque me gusta MUCHO lo que escribes. A ver si soluciono el pequeño problemilla que separa nuestros mundos.
(¿Eso es todo...?)
Gracias por pasaros!

 
At 6:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

que si que si,que se parece a jon Lenon.me gustariaque me dejases comics manga,yo tengo muchos comicsde los ochenta si quieres un dia perder el tiempo pidemelos.MICHEL

 
At 10:08 p. m., Anonymous sivalesepareceaJohnLennon said...

Dicho ya su parecido, paso ya a comentar lo que la autora ha comentado (esa repetición está buscada...).
Me fastidia bastante el reconocer que los ídolos existen...es algo asi como afirmar que hay personas mejores, más capacitadas.
Todos tenemos idolos, y también creo, que es una respuesta emocional necesaria, parte de ese afán del ser humano, que se oculta en la facción buena del corazón, de agradecer algo que aunque sepas que no va dirigido a ti, es como si asi fuera.
Me alegro de que haya modelos a seguir...o gente a la que admirar...Jesucristos mas creibles, más de carne y hueso(perdón a los católicos...xDD)..sea un dibujante de comic, o sea un carpintero de casas montañesas.

Saludos, y suerte

 
At 10:11 a. m., Blogger Pelusa Lehein said...

Linda entrada, che. Siempre es difícil para mí hacer entender a gente que no lo conoce por qué es tan grande Adachi, por qué se eleva por sobre la mayoría de los mangaka.

Voy a tener que linkear a esta página en mi crítica de H2. Espero que no te moleste.

¡Salute!, y gracias por compartir.

 
At 3:38 p. m., Blogger Amalia said...

Dostoievski es un maestro de la literatura nihilista universal...

Aquileana :)

 

Publicar un comentario

<< Home