Arbe's world

Cerrado temporalmente por obras en el hemisferio izquierdo del cerebro y spams (pero volveré)

martes, diciembre 26, 2006

Cuento de Navidad

Amadme, soy bello Como tengo material de sobra, iba a hacer otro de los miles de post en plan reflexión navideña sobre el consumismo, la ternura que agoniza pero queda, los regalos chorra, propósitos estúpidos para año nuevo, y etc. Pero lo he pensado mejor, y como me piro mañana a las nevadas tierras del norte (aunque no para esquiar, más quisiera), pues no tengo muchas ganas de escribir, y os corto y pego un cuento que ha hecho mi querido hermanito Santi (9), corregido por mi otra hermana, Raquel (14). A mí me ha conmovido mucho, creo que este niño tiene talento. Al menos más que yo, que sólo escribo gilipolleces larguísimas y pretenciosas sin sentido. Algún día os mostraré, cuando me funcione el scaner, algunos de sus maravillosos y psicodélicos dibujos. Y le voy a presentar al concurso de turno de la biblioteca, vamos, va a romper. Ya verán esos pijos, ya.

Ah... Bueno, que feliz navidad, año nuevo y todo eso. Si es que ya se me olvidaba. Que seáis requetemegafelices y moléis mazo. Cuidadito con el bolso y bolsillos, ni los de los calzoncillos están a salvo. Me han robado el móvil y me siento... extrañamente desprotegida. Así que a lo mejor me cobro venganza... XD

Es muy cortito, espero que aprendáis una valiosa lección de él.

La cabaña misteriosa

Unos niños estaban de excursión escolar en el bosque. Pero esos niños se perdieron por el bosque y así vieron una cabaña de madera muy, muy grande.
Era tan grande como dos árboles juntos, así que el tejado de la cabaña sobresalía del bosque y se veía perfectamente a kilómetros a la redonda.
Se metieron en la cabaña para subir hasta el piso más alto y, desde una ventana, pedir a gritos ayuda.
Pero no había ninguna escalera.
Un niño dijo que cada niño buscara una escalera por toda la cabaña. Guillermo vio en una esquina muy oscura una puerta. Entró por esa puerta y, de repente, Manolín, que estaba muy lejos de Guillermo, le escuchó gritar: “¡Socorro, socorro!”
Guillermo estaba colgado de una de las lámparas más altas de la casa, y todos pensaban asustados como había llegado hasta allí si solo había atravesado una puerta. “Es imposible”, decía un niño. “Aquí no hay ninguna escalera”, decía otro.
Guillermo murió de hambre colgado en la lámpara, y sus amigos se alimentaron de él convirtiéndose en unos salvajes. Poco a poco se fueron comiendo unos a otros ya que, además de que tenían hambre la puerta de la entrada había desaparecido y no podían salir de allí. Después de unos meses sólo quedó Manolín, y después de unos años sólo quedó su esqueleto.
Y esta es la historia de la cabaña misteriosa. Si algún día os encontrais con una cabaña con un esqueleto que ponga “aquí yace muerto Manolín” salid corriendo.
Os van a comer.

FIN


¿Qué? ¿Genial, no? ¡Pues a disfrutar, que es Navidad! ¡Y no vayáis a cabañas chungas! XD

Etiquetas:

8 Comments:

At 6:22 p. m., Anonymous Soldadobufón said...

Ni el mismisimo Poe...

Bravo, Santi...has conseguido meternos a todos el miedo en el cuerpo en estas fechas tan señaladas, y quizás, nos conviene a todos.

Esperemos que Manolín haya podido descansar tranquilo...mirare detras de las puertas, para ver si son mágicas o no.

Genial!!

 
At 2:01 p. m., Blogger Guybrush said...

Joder, gore, survival horror y canibalismo desde por la mañana temprano, y mejor aún, en estas fechas! Queremos más, queremos más, queremos más!

Felices cosas de estas a ti también, Andrea.

 
At 4:29 p. m., Anonymous Ahtramart said...

Me quedo sin palabras!! Este Santi cada dia me sorprende más con su ingenio ilimitado. Guardaré los dibujos que tengo de él porque esto promete...
La historia tiene un toque entre Battle Royale y los monumentos-gore-navideños que monta Calvin con la nieve a la entrada de su casa... en fin que no digo nada, pero, quizás, se nota la influencia de sus hermanas?
Ejem... lo dejo ahi.

 
At 3:51 p. m., Anonymous Anónimo said...

QUE MIEDO JODER.

 
At 11:26 p. m., Anonymous Anónimo said...

mola, en plan "viven" peo tos muertos, tu hermano si que sabe.. , peo como se comieron al tio q estaba en la lampara?

 
At 9:18 p. m., Anonymous Diego said...

Sólo puedo decir una cosa:

Jodeeeeeeeeeeeeeeeeer...

 
At 11:54 p. m., Anonymous gnosys said...

No dejéis que Santi se compre una katana o un CD de Craddle of Filth... ¡miedo me da!

Aunque bueno, hace poco revisioné unos capítulos del planeta imaginario... y algunas historias eran igual de "chungas"... y mira qué guapos y buenos hemos salido nosotros los que lo veíamos...

Ole Santi! Nuestro futuro Clive Baker español!!

 
At 1:47 a. m., Blogger Andrea said...

Gracias a todos por leeros el cuentecito y felishitarme las Navidades, aunque ya sea tarde os contesto aquí en plan chula, ala.

Gnosys, gracias por pasarte. Y, bueno, es verdad que Santi a veces da un poco de miedo, pero es muy tierno y todo esto le da más risa infantiloide e hitérica que malvada, te lo digo yo, que se distinguirlas (aunque se parecen mucho... jojojo)

 

Publicar un comentario

<< Home