Arbe's world

Cerrado temporalmente por obras en el hemisferio izquierdo del cerebro y spams (pero volveré)

martes, marzo 11, 2008

Junito

Seguimos con los Oscar, pero ya en plan nostálgico. "Juno" ganó el de mejor guión original, concretamente se lo llevó su guionista, la ex-stripper Diablo Cody. Desde aquí mi enhorabuena para ella y para todos los que participaron en la película. Como adelanto diré que os recomiendo que la veáis con ojitos limpios y que aprovechéis a hacerlo en fin de semana...

Eso como adelanto, porque me gustaría comentar un par de cosillas. Hay veces en que una película no necesita de casi nada para causar expectación y curiosidad entre el público (bueno, aparte de una buena publicidad), pero cuando se trata de un film independiente, ahí la cosa cambia bastante. Es así como muchas de las mejores películas de los últimos tiempos han llegado a tener éxito: gracias al boca-oreja de sus fans más acérrimos, al boca-oreja de los fans del libro en el que estén basadas o, principalmente, a las notitas en el póster sobre todos los premios guays que han ganado y a recortes chipiritifláuticos de las buenas críticas. Estas suelen ser del tipo "cinco estrellitas" o "Hilarante, ¡la película del año!", acompáñese una frase con gancho y con toda probabilidad bastante ridícula. Esto es lo que ha pasado con "Juno", me temo.



Y, en mi opinión, eso puede ser tanto algo bueno (porque más gente irá a verla) como rematadamente malo. Porque se va con demasiada expectación. Uno puede acabar creyendo que podría estar mucho mejor, que algunas cosas sobraban, que un grupo de expertos manipuladores nos han llevado al cine o, seguro, que la película es harto pretenciosa. Esto es algo que no me suele pasar a menudo, porque elijo bien y me fío de las recomendaciones, además de que, si no me gusta una película, me río de ella (menos con "Transformes" este verano, en la que ni dándome de golpes contra las paredes pude despertar a mi cerebro del coma profundo). Pero, ¿no os ha pasado a veces? Ver una película que, sí, es encantadora, es "maja", es agradable, es un buen rato, tiene sus momentos, piensas luego un ratito en ella, y después a la cama. Pero no te has reído a carcajadas, no has llorado y no has aprendido nada.

Pues eso me ha pasado con "Juno".



"Juno" es muy recomendable, es tierna y tiene un aire de "buenrrollismo" increíble, Ellen Page ("Hard Candy") lo hace genial y puedes olvidarte de la lolita manipuladora y psicópata viéndola en su nuevo papel, lo cual es todo un plus. El resto de los actores están fantásticos, no me aburrí en ningún momento y me encantó la música ("Anybody else... but you"), y hay un par de momentos muy buenos. Pero también los hay de girar los ojos en plan incrédulo, lo cual le resta bastantes puntos y no la convierte en "sensación del año" y mucho menos en "obra maestra".

¿Se merecía ese Oscar en particular? No he visto el resto de sus grandes competidoras, así que no debería opinar, pero, sinceramente, no es ni tan original como se vende, ni tan graciosa como nos promete ese chico con el chándal hortera de atletismo del cartel. Eso sí, hay algo que tengo que decir completamente a su favor, y es que a partir de ahora va a ser verle, sonreír, y acordarme de "Juno". Por eso supongo que me gusta la peli, porque tiene un símbolo con el que puedes recordar un buen momento. En este caso, Michael Cera.


Espero que la veáis y opinéis, ¡un saludo!

Etiquetas:

3 Comments:

At 9:31 p. m., Blogger Lucinda said...

Ay, no la he visto pero ya puedo intuír esa sensación de la que hablas; lo que pasa con el cine indie es que empezó siendo eso, independiente (vamos que lo veían cuatro gatos y en eso radicaba su estilo especial), y que al final por ser "cool" y de guays se ha ido adulterando y convirtiendo cada vez más en comercial. Una pena porque necesitamos originalidad e historias auténticas...

 
At 10:52 p. m., Anonymous Ahtramart said...

La vi por curiosidad y por la famosa frase de "¿Juno? No, soy Morgan Freeman", pero tengo que decir que bueno, se deja ver, pero he visto 1000 pelis con un dialogo mas ingenioso que ese. Recuerdo esa genial Ghost World... donde va a parar...
Pienso que hay demasiadas situacionas poco creibles y absurdas y en general no se le saca jugo, ni por supuesto moraleja.
Asi que me quedo con el entrañable Jason Bateman.
Besos!!

 
At 11:40 p. m., Anonymous Raquel said...

A mí me pasó algo parecido. Sonreí muchas veces en plan "Oissh, qué bonito" o "mira lo que ha dicho... ay, va, tiene su gracia..." pero no es... mmm... ¿hilarante? No me reí a carcajada limpia ni lloré a lágrima viva (lo cual es bastante fácil en mí, que lloro viendo... bueno, lloro viéndolo todo). Eso sí, las galletitas de chocolate que nos comimos antes de ver la película, tendrás que reconocer, Andriuska, que tuvieron su influencia positiva... (ñam, ñam). Y a Juno SÍ se le puede sacer moraleja... "Nena, no te fíes de los carteles que anuncian películas, y menos de las frases esas que ponen que dicen los periódicos...".
P.D.: Escribo desde Lugo, con amooorr... Suerte en el concierto de Alicia Keys! (se escribe asín?)

 

Publicar un comentario

<< Home