Arbe's world

Cerrado temporalmente por obras en el hemisferio izquierdo del cerebro y spams (pero volveré)

domingo, noviembre 18, 2007

Traduciendo Títulos

Este tema está ya más que mascado por todos los que estudiamos traducción, pero nos sigue sirviendo a veces para entretenernos, pues siempre, SIEMPRE aparecen nuevos títulos de películas que, engendrados por un traductor incompetente o un grupo de malvados empresarios y/o abogados, generan dos grandes tipos de reacciones al ir al cine: carcajada general o cara de mala hostia acompañada de crecientes instintos asesinos.

El primer ejemplo parece de coña, pero a mí me hizo mucho daño como buena fan de Wallace y Gromit que soy. "Wallace y Gromit: la maldición de las verduras" NO ES LO MISMO QUE "Wallace & Gromit in The Curse of the Were-Rabbit" ("Wallace y Gromit en La Maldición de los Lobo-conejos") Vale, que da pistas. Vale, que lo de "werewolf" y "hombre-lobo" es chungo, pero las verduras no tienen la culpa.

Hay algunos ejemplos ya antiguos, muchos muy conocidos. Véase "La semilla del diablo". Sí, desde luego es un buen título. Impactante, con gancho, todo el mundo lo recuerda, pero... ¿no te está fastidiando entera la película? Obviamente, a los pocos minutos de metraje ya sabes que el niño es hijo del diablo o, en todo caso, que hay satanismo y mal rollo de por medio. En inglés es "Rosemary's baby", que no da ninguna pista. Aunque, bueno, tal vez su traducción literal al castellano no hubiese sido tan poderosa, pero algo mejor se podría haber hecho.

Este es uno de mis preferidos. Traducir un pedazo de título como "Eternal Sunshine of the Spotless Mind" por "¡Olvídate de mí!" es considerada, por mí al menos, como una de las mayores cagadas traductológicas de todos los tiempos. No hay mucho más que decir, salvo que espero que dentro de unos años todos podamos recordar el fragmento del poema de Alexander Pope ("Eterno resplandor de una mente sin recuerdos/ de una mente inmaculada"), y no el truño de título que usaron en España, que con su sola lectura cataloga a esta obra maestra como de sobremesa de Antena 3 o comedia romántica de las malas, y con eso lo digo todo.

"El diario de Noah" no sería un mal título... de no ser porque después de ver la película se te queda un poco cara de gilipollas. ¿Qué diario? Él no lee ningún diario, aunque podría considerarse que es algo parecido. Más bien es, como el título original indica, "The Notebook", "El Cuaderno". De hecho, el libro traducido al español se titula "El cuaderno de Noah", cosa que puedo comprender hasta cierto punto... pero, además, ¡es que el puto libro no lo ha escrito Noah! En fin, no lo entiendo.

Este es todo un clásico. "The sound of music" literalmente traducido al español sonaría a verdadera chorrada ("El sonido de la música"), pero "Sonrisas y lágrimas" es pasarse un poco. De todos modos, hace tanto tiempo de esto que ya no hay remedio y tampoco es un mal título para un musical. Además, ni el título original ni el traducido son demasiado determinantes. Esto vale también para "Con faldas y a lo loco" (en inglés "Some like it hot")

"Le fabuleux destin d'Amelie Poulain"... Bueno, "Amelie" a secas está mucho mejor, pero hay que reconocer que el título francés es mucho más mágico.

Esta peli está bastante bien, aunque he de decir que la vi con prejuicios. Y es que un título que abarca tanto como "About a boy" no puede traducirse por "Un niño grande". A ver, vale que el personaje de Hugh Grant sea un inmaduro, pero yo creo que en español cuando hablamos de "niño grande" nos referimos a alguien alegre, despreocupado... La película no trata en absoluto de un "niño grande". Veamos... seguro que pensaron que si en la portada aparecen Hugh y un niño, pues el título este venía que ni pintado, ¿no? ¡Pues no!

"Sideways" (de lado, de reojo, lateralmente...) es aquí "Entre copas", que te lleva inmediatamente a la imagen de los cuatro amiguetes bebiendo su vinito. De nuevo, parece que tiene que ir a tono con el póster de la película para que se nos quede grabado a fuego en el cerebro. La película tiene que ver con los viñedos, de acuerdo, pero hay algo más que se pierde con el título comercial...



Y aquí llega, para acabar con el muestrario de hoy, el ejemplo entre ejemplos de libertinaje traductológico. La maravillosa "Play it again, Sam" ("Tócala otra vez, Sam") de Woody Allen, la convirtieron en "Sueños de un seductor" (????) En fin, al menos respetaron casi todas las demás... y últimamente más que nunca. "El sueño de Cassandra", "Match Point", "Scoop"... estas dos últimas podrían haberse traducido ("Punto de Partido" y "Exclusiva"), pero agradezco que no haya sido así.
Al mismo tiempo, hay que reconocer que a veces sienta bien ver un título en español. Cualquiera diría que nuestro idioma no da para mucho... Pero antes me suicido que ver "Kill Bill" o "Pulp Fiction" traducido, eso está claro. Mientras que se haga con cabeza y buen gusto (y lealtad al original, por favor, eso ante todo), creo que muchos títulos pueden traducirse y no entrañan tanta dificultad como se cree.

Todo este mundillo está sujeto a intereses comerciales, pero una cosa es que intenten hacer a una película más atractiva para el público de nuestro país y otra que nos tomen por imbéciles que no pueden ir a ver "Brokeback Mountain" sin saber que es la de los vaqueros gays. Razón por la cual nos plantan el innecesario minitítulo "En terreno vedado". Esperemos que esos "minitítulos" en las películas se vaya haciendo cada vez más pequeños hasta dejar de existir. Mientras tanto, podemos consolarnos como tontos pensando que estamos mucho mejor que nuestros amigos latinoamericanos, con sus "Batman inicia" ("Batman Begins"), "Jugando con el destino" ("Quiero ser como Beckham"), "Gatúbela" ("Catwoman"), "Perdidos en Tokio" ("Lost in Translation", qué irónico), "El juego del miedo" ("Saw"), "Shakespeare Apasionado", "El silencio de los inocentes" (sí, es la que pensáis), "Más barato por docena" ("Doce en casa") y... atención, porque "Un final inesperado" es el título de... "Thelma & Louise". Esto último ya sí que es el colmo de los colmos. Como para buscar al culpable y triturar sus gónadas con un pasapurés.


Uff, qué cabreada me siento de repente. En fin, menos mal que hay cosas tan sencillas como "La princesa Mononoke" que no necesitan ni pensar aunque se traduzcan del japonés. ¡Un saludo a todos! Pronto pondré traducciones cutres de películas cutres (algo más comprensible y honroso)

P.D: Acepto ayuda desinteresada.

¡Ala, a pasarlo bien!

Etiquetas:

6 Comments:

At 8:04 p. m., Anonymous Raquel said...

Hola! Has vuelto a escribir, bien! :D
Lo malo es que hay películas que estando bien traducidas (es decir, con el título "correcto") suenan... mal, hasta el punto de que ves el trailer y dices "mmm... no, no voy a ir a verla". Y al final, puede que hasta sea buena. Me estoy refiriendo a "soy leyenda" que suena... mal (por no decir otra cosa) y me han dicho que no es un truño, que está bien, así que habrá que ir a verla, a pesar de que el título de la dichosa película haga que se te venga a la mente una estúpida historia de superación de un grupo de baseball americano, y no una historia pos-apocalíptica (creo que es un libro, además).

P.D.: ¿Sabes qué otras pelis están mal, MAL, traducidas? La películas porno. El otro día lo dijeron en clase (no es que haya sido idea mía...) y me comentaron algunos ejemplos. Sé que a la gente que las ve le importa una mierda el título (y seguro que la historia también. Si es que la hay...) pero al traductor sí debería importarle xD, aunque sea una peli porno. ¡Y no es solo una! Hay muchas mal traducidas jajaja
P.D.2: Me aburro, asi que sigo aquí, dándole al teclado. Otra película que... que... ¿por qué "la brújula dorada"? ¿Por qué no "luces del norte", que es el libro en español? Anda que...
Ta luego!

 
At 12:53 a. m., Blogger Anitxu said...

Hola!!

Este post me ha llegado jajja sobre todo porque ayer estuve viendo The Eternal Sunshine of the Spotless Mind, y de verdad que cada vez que pienso en la traducción que hicieron me pongo de mal humor, porque es lo qe tu dices, suena a comedia mala cuando es una peli genial. En fin, si sólo fuera esa... Qué triste es el mundo de la traducción... jajja

Por cierto, hablándo de títulos, y como te veo creativa, ¿alguna idea para "Surrealist Pen Pals"? jajja, es que llevo dos semanas y todavía no se me ha ocurrido nada.

En fin, que me salgo del tema. Desde aquí reivindico un poco más de respeto para los traductores y los autores de los títulos originales. Bsos!

 
At 1:54 p. m., Anonymous rober said...

Precisamente el otro día mi padre estaba viendo una del oeste (para variar), Centauros del desierto, y cuando salió el título original (The Searchers) me preguntó si se parecía mucho. "Pues más bien no".

¿Y qué decir de lo que perpetraba Antena 3 con sus series? Primero vino Family Matters, que tradujeron como Cosas de casa. Vale, suena bien y es más o menos lo mismo. Lo malo es que como la serie les funcionó, debieron decidir que ya no les hacía falta contratar traductores nunca más en la vida. ¿Para qué, pudiendo emitir Sabrina, the Teenage Witch como Sabrina, cosas de brujas (que tiene la disculpa de que el nombre original es una mierda) y, lo que es un millón de veces peor, Third Rock from the Sun como Cosas de marcianos? Y se quedaron tan a gusto los muy cabrones.

 
At 5:27 p. m., Blogger Lucinda said...

Muy buen post (cuando te pones reinvidicativa y cabreá molas más aún).

Qué decirte, hace nada hablaba yo precisamente de lo de la peli de mi pobre Polanski... y "¡Olvídate de mí!" otro cagarro de título para una película maravillosa...

 
At 1:41 a. m., Anonymous Raskolya said...

Primero decir que paseando por aqui, leí lo que comentabas de "Eternal Sunshine of the Spotless mind", cosa que es de agradecer, ya que finalmente me dio el empujón definitivo para ver esta gran película. (Aprovecho para recomendar deintersadamente otras obras de su director).

Yendo al meollo del asunto, mi opinión es que todo lo mueve el vil dinero. Un título sencillo, vende más. Y ha de ser sugerente, claro. No puede ser largo, ni complejo, echa para atrás a la manada. Además, en algunos casos es totalmente necesaria una traducción "creativa", ya que el título en su idioma nativo puede simbolizar algo en el país del que procede, y puede no significar nada una vez que se traduce.

¿Ejemplo de esto? Scarface (que deberia ser Caracortada) - El precio del poder, Carlito´s Way- Atrapado por su pasado, The Godfellas- Uno de los nuestros, etc etc...

En el caso de "Eternal sunshine..." la traducción es mala (y aun asi el título no es malo del todo), pero hay que pensar que una traslación a nuestro idioma de un poema inglés quedaría bastante extraño.

El arte va mas allá de etiquetas y títulos, hay que profundizar en él para conocerlo y formarse una opinion propia...(menos mal...)

 
At 2:22 a. m., Anonymous Raskolya said...

Ahora me acabo de enterar de que una de las películas que parece ser candidata a mejor del año: There Will be Blood (dirigida por Paul Thomas Anderson, y protagonizada por Daniel Day Lewis, con Bso de Johnny Greenwood de Radiohead, no digo más), será traducida aquí como "Pozos de ambición"...(otra mala traducción para un grandioso título que acaba mutando en un título simplemente funcional y simple)

Puaghhhhhhhhh

 

Publicar un comentario

<< Home